Accidente F1

Me encontré con la muerte, el peor sentimiento que he tenido

Romain Grosjean quemaduras
Romain Grosjean se perderá las últimas pruebas que quedan en el campeonato de la F1. Foto @grosjeanromain

Romain Grosjean, piloto francés de la escudería Haas, narró los momentos de verdadero terror que vivió mientras luchaba por escapar del fuego que envolvió su monoplaza durante el desarrollo del Gran Premio de Bahréin, uno de los últimos de la presente temporada de la Fórmula Uno.

Las imágenes del fuego que envuelve el auto de Grosjean, de 34 años, son dramáticas e hicieron temer lo peor, sin embargo, y como el propio piloto francés describe, la labor de los bomberos fueron claves para salvar su vida.

«Mire la profesionalidad del bombero, tratando de mantener el fuego lejos de mí en el auto. Miren la acción sobre Ian Roberts y su participación. Le dije que era un héroe, se fue al fuego todo lo que él pudo para salvarme».

Romain Grosjean, en Instagram

Grosjean, padre de tres hijos, reconoce que en ese momento (al percatarse de lo que hace Roberts y el bombero para sacarlo del fuego) se da cuenta de que iba a vivir.

🔗 Te podría interesar Memes ven al Real Madrid en la Liga de Europa

«Extrayendo mi cuerpo del chasis. Sí, me quemé y sí, fue doloroso, pero eso no se compara con el alivio que sentí tan pronto como pude levantarme», expresó el piloto del Haas F1 Team con base en los Estados Unidos.

Lesiones

Grosjean se refirió a las lesiones que le dejó el accidente sufrido en Barhéin y cómo se sintió pensando en su familia después de ver las imágenes de su auto.

«Al final, me quemé las manos y tengo un gran esguince. Pensé que me había roto el pie. Tenía más miedo por mis parientes, sobre todo mis hijos, pero también por mi padre y mi madre. Realmente, no por mi mismo. Vi la muerte venir, y no tenía otra opción que salir de allí», precisa.

🔗 Te podría interesar Zlatan Ibrahimovic jugando fútbol se siente como un niño

Grosjean, quien antes de firmar por Haas estuvo en Renault y Lotus, dijo recordar cada segundo del siniestro y que al sentir las manos de Ian tirando de él sobre la barrera se supo a salvo y aseguró que su vida no será lo mismo que antes, pero está seguro de que será mejor.

«Me encontré con la muerte y ese es el peor sentimiento que he tenido. Pero estoy vivo y disfrutaré cada segundo de la vida y cada pequeña victoria de una manera mucho mejor a partir de ahora», reflexionó.

En otra publicación en su red social Instagram, el piloto expresó su satisfacción de poder hacer sentadillas con su propio peso, y envió un mensaje a sus seguidores y los que se preocuparon por su salud.

🔗 Te podría interesar Ejercicios de espalda y cómo impactan a los tríceps

«Nunca pensé que unas cuantas sentadillas con el peso corporal me harían feliz. Cuerpo recuperándose bien del impacto. Ojalá lo mismo ocurriera con las quemaduras en mis manos. Gracias nuevamente a todos por los mensajes», posteó.

El recuerdo de Niki Lauda

Romain Grosjean reconoció que mientras estaba envuelto en el fuego e intentaba salir de su monoplaza fue imposible no recordar el accidente que tuvo el piloto austriaco Niki Lauda, quien si bien sobrevivió al siniestro, este le dejó marcas en su cuerpo.

🔗 Te podría interesar Jinete de 22 años se cae del caballo durante carrera

«Me vino a la mente el accidente de Niki Lauda y  pensé que no era posible terminar así. Ahora no, mi historia en la Fórmula 1 no podía terminar así. Y luego, por mis hijos, me dije a mí mismo que tenía que salir. Metí las manos en el fuego, claramente sentí arder el chasis. Salí, y luego sentí que alguien tiraba de mi mono, así que supe que estaba fuera».

Romain Grosjean al canal TF1 de Francia.

«Estuve 28 segundos en el fuego, pero me pareció mucho más. Traté de salir del coche en tres ocasiones. Pude quitarme el cinturón de seguridad para salir. El volante ya no estaba ahí, probablemente salió volando con el impacto. Después del accidente, estoy contento de estar vivo», relató.

¿Cómo fue el accidente de Lauda?

El accidente de Lauda tuvo lugar durante el Gran Premio de Alemania (Nurburgring),  el 1 de agosto de 1976 sin que el austriaco, que en ese momento tenía 27 años, pudiera salir de su Ferrari.

🔗 Te podría interesar Cardio HIIT, esfuerzo máximo y adiós grasa

El diario deportivo Marca recuerda que el siniestro de Lauda se dio durante la segunda vuelta del evento marcado por una pista mojada tras la lluvia que había caído durante horas previas a la competencia.

Lauda perdió el control de su monoplaza, se estrelló contra el guardarrail lo que provocó que saliera disparado de nuevo hacia la pista cubierto totalmente por el fuego, recordó marca.com.

🔗 Te podría interesar Sarah Fuller, primera mujer en jugar fútbol americano en el Power 5

«La lucha por el mundial de Fórmula 1», detalla Marca, «se convertía en una carrera contrarreloj para tratar de salir con vida de su Ferrari. Arturo Merzario, Guy Edwards, Brett Lunger y Harald Ertl, ayudaron al austriaco a escapar de su monoplaza en unos momentos de angustia total», expresa el diario español.

Secuelas del fuego

Marca señala que en aquel siniestro Niki sufrió quemaduras de primer y tercer grado en el rostro, la cabeza y las manos, también tuvo daños en los pulmones (en el 2018 recibió un trasplante) por haber inhalado gases del combustible.

En su nota, el deportivo destaca que las herida que sufrió el austriaco hicieron temer lo peor y hasta recibió la extremaunción, pero meses después estaba nuevamente al volante de su Ferrari y de hecho luchó para revalidar su condición de campeón, algo que no pudo lograr porque James Hunt, su rival de la época, remontó la desventaja que tenía y se llevó el título. 

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email