Moderna protección

Vacuna Moderna no necesita temperaturas extremadamente bajas

Vacuna coronavirus
La vacunación marcará el fin de la pandemia. Foto Angelo Esslinger Pixabay   

La vacuna que biotecnológica Moderna desarrolla contra el SARS-CoV-2  no necesitará de temperaturas extremas bajo cero para su almacenaje y transporte, así lo anunció la farmacéutica estadounidense en un comunicado colgado en su sitio web.

A diferencia de la vacuna que desarrollan conjuntamente Pfizer y BioNTech, que da protección al 90%, pero requiere de un ambiente de -70 grados centígrados para su conservación, el proyecto de Moderna maneja temperaturas menos extremas y da protección en un 94%.

«(…) nuevos datos muestran que el ARNm-1273, nombre de la vacuna, permanece estable a temperatura entre 2° a 8°C (36° a 46°F), la temperatura de un hogar estándar o de un refrigerador médico, durante 30 días».

Biotecnológica Moderna

Juan Andrés, Jefe de Operaciones Técnicas y Oficial de Calidad de Moderna, destacó que las inversiones en tecnología y el proceso de fabricación permitirán almacenar y enviar su vacuna contra la COVID-19 «a temperaturas comunes en congeladores y refrigeradores farmacéuticos».

Te podría interesar Dolor testicular, ¿otro síntoma de la COVID-19?

«La capacidad de almacenar nuestra vacuna hasta 6 meses a -20° C, incluyendo hasta 30 días en condiciones normales de refrigeración después del descongelamiento, permitiría una distribución sencilla y flexible para facilitar una vacunación a mayor escala en los Estados Unidos y otras partes del mundo», añadió.

Esta información supone un gran alivio para el transporte y almacenaje de este proyecto de vacuna contra el coronavirus.

Envío y transporte

La empresa dijo en su comunicado que espera que su vacuna se mantenga a -20ºC (-4ºF), igual a la mayoría de las temperaturas de los congeladores domésticos o médicos, hasta por 6 meses.

Te podría interesar Anticuerpos de camellos, ¿una alternativa contra la COVID-19?

Explica Moderna que usar temperaturas estándar de congelación de -20° C (rango de -25° a -15° C o -13° a 5° F) es un método de distribución y almacenamiento más fácil que utilizar congelación profunda.

Añade que la mayoría de las empresas de distribución farmacéutica, en todo el mundo, tienen la capacidad para almacenar y enviar productos a -20 ° C (-4 ° F).

Te podría interesar ¿Se puede contagiar la COVID-19 por la córnea?

Según Moderna la estabilización en las condiciones de refrigeración permitirá el almacenamiento en la mayoría de las farmacias, hospitales o consultorios médicos.

Lo anterior se debe a que la farmacéutica espera que su proyecto permanezca estable en condiciones refrigeradas de 2° a 8° C (36° a 46° F) por hasta 30 días dentro de los 6 -meses de vida útil del producto final.

Una vez descongelada la vacuna, indica Moderna, ésta se podrá mantener a temperatura ambiente por 12 horas y no será necesario dilución ni manipulación especial.

Te podría interesar Aceite de coco, ¿un tratamiento alternativo contra la covid-19?

«Esto facilita la vacunación en una variedad de entornos, incluidas farmacias y consultorios médicos», sostuvo.

¿Qué viene ahora?

Según información difundida en los medios de comunicación la farmacéutica deberá enviar toda la documentación de los estudios clínicos en fase tres a la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en sus siglas en inglés) para que se le de una autorización de emergencia, que permite poner en mano de los médicos terapias y tratamientos experimentales contra la covid-19.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email