Vacuna ensayo

Vacuna Moderna y los detalles de su eficacia ante la COVID-19

Vacuna lista
Las vacunas de Moderna podrían ser administradas a finales de diciembre. Foto Pixabay

La farmacéutica estadounidense Moderna anunció que su vacuna es 100% eficaz a la hora de evitar casos graves de coronavirus.

Añadió la compañía que además el mRNA-1273, nombre de su producto, demostró ser efectiva en un 94.1%  a la hora de prevenir la enfermedad declarada pandemia en el 2020.

«Este análisis primario positivo confirma la capacidad de nuestra vacuna para prevenir la COVID-19 con una eficacia del 94,1% y, lo que es más importante, la capacidad de prevenir la enfermedad  grave».

Stéphane Bancel, Director Ejecutivo de Moderna

Bancel, en un comunicado colgado en el sitio web de la empresa, añadió que ellos creen que «la vacuna proporcionará una herramienta nueva y poderosa que puede cambiar el curso de esta pandemia y ayudar a prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muerte».

El estudio de fase tres de Moderna contó con 30 mil participantes

De los 196 casos de COVID-19 involucrados en el estudio, 185 fueron participantes que recibieron placebo y 11 que les administraron la vacuna real. Los únicos que se enfermaron de gravedad —30 participantes, entre ellos uno que falleció— habían recibido vacunas falsas, dijo el médico Tal Zaks, el director médico de la compañía.

¿Cómo funciona la vacuna Moderna?

La vacuna desarrollada por Moderna y por la también estadounidense Pfizer y su socia alemana BioNTech, utilizan ARN mensajero, la cual permite generar proteínas de una célula para que se produzca una respuesta inmunológica contra virus como el SARS-CoV-2.

🔗 Te podría interesar La COVID-19 deja secuelas en cerebro y pulmones

Sin embargo, a diferencia del producto elaborado por Pfizer, esta sustancia no requiere de temperaturas por debajo de los 70 grados centígrados, de hecho, se mantiene a una refrigeración normal.

¿Qué efectos secundarios tiene?

Según Moderna, su vacuna, la ARNm-1273, presenta efectos secundarios temporales y parecidos a los síntomas de la influenza.

Esto significa, detalla la empresa, que la farmacéutica ha cumplido con los estándares fijados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés).

🔗 Te podría interesar Dolor testicular, ¿otro síntoma de la COVID-19?

Adelantó que la Agencia Europea de Medicamentos ha señalado que también está dispuesta a dar una autorización para el uso de su producto.

¿Qué es un placebo?

El placebo es usado durante las investigaciones científicas de nuevos medicamentos.

Los científicos administran la sustancia investigada a los voluntarios mientras que otros reciben un placebo, que no es más que una sustancia sin valor farmacológico, pero que puede tener un efecto terapéutico, esto porque el paciente piensa que es un medicamento altamente efectivo.

Los investigadores utilizan este método para tener un control (a doble ciego) de lo que se investiga.

🔗 Te podría interesar Anticuerpos de camellos, ¿una alternativa contra la COVID-19?

Y es que durante los ensayos un grupo de los voluntarios reciben un placebo y otro grupo recibe la sustancia a investigar sin que las partes, pacientes y médicos, sepan quién recibió qué.

Cuando finaliza el ensayo se comparan los resultados y se establece  si el medicamento tiene una actividad superior al placebo y se determina si debe continuar la investigación o se cierra.

PDF con el informe de Moderna

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email